Glosario

Glosario


Mortalidad materna

La Organización Mundial de la Salud define a la mortalidad materna como la causa de defunción de la mujer durante el embarazo, parto o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, debida a cualquier causa relacionada con o agravada por el embarazo o su atención, pero no por causas accidentales o incidentales (OPS/OMS, 1995:139).


Razón y tasa

Para la sistematización de la mayor parte de la información se utilizaron las dos principales formas de medición de la mortalidad materna: la razón de muerte materna (RMM) (Pate y colabs., 2001), y la tasa de mortalidad materna (TMM). La RMM relaciona el número de defunciones debidas a complicaciones del embarazo, parto o puerperio durante un año con el número total de nacidos vivos para el año o periodo de estudio. En el pasado este indicador era conocido como tasa de mortalidad materna; sin embargo su construcción corresponde a una razón al relacionar dos fenómenos independientes: el número de defunciones maternas que ocurren en un año o un periodo, respecto de los nacidos vivos durante el mismo año o periodo.

El número de nacidos vivos ha sido utilizado como una aproximación al número de embarazos que ocurren en el año; aun cuando los nacidos vivos corresponden sólo a una fracción del total de embarazos -ya que no es posible conocerlo con exactitud debido a los abortos espontáneos que se presentan antes del diagnóstico de gestación-, mundialmente se ha considerado como una buena aproximación. No obstante la inexactitud del indicador, la RMM proporciona información sobre el panorama de este problema de salud pública, particularmente cuando se comparan varias observaciones en el tiempo (Cárdenas, 2009).

La RMM representa el riesgo obstétrico asociado con cada embarazo y se obtiene al dividir el número de defunciones por complicaciones del embarazo, parto o puerperio durante un año o un periodo determinado por el número total de nacidos vivos para el mismo año o periodo determinado, por cien mil nacidos vivos durante el mismo periodo.

La TMM mide el riesgo obstétrico y la frecuencia con la cual las mujeres están expuestas al riesgo y se calcula con el número de muertes maternas por cien mil mujeres en edad reproductiva, usualmente de 15-49 años, durante un periodo estipulado. Según Cárdenas (2009) su ventaja radica en que el resultado enfatiza que las defunciones maternas ocurren en población femenina, lo que no se obtiene con la RMM, cuyo resultado es expresado en términos de nacidos vivos.

Para la construcción de la razón y la tasa de muerte materna se utilizaron varias fuentes de información disponibles a través de cifras oficiales. Del Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS) se obtuvieron las bases de mortalidad para los años 2003-2007(1); para la construcción de las RMM se utilizaron los nacidos vivos esperados(2) y los nacidos vivos atendidos reportados(3) por el Sector Salud. Para estimar las desigualdades entre mujeres y entre mujeres indígenas y no indígenas se recurrió al Censo de 2005, a partir del cual se pueden obtener las distribuciones del número de mujeres de acuerdo con la información disponible en las bases de mortalidad y las estimaciones de mujeres por edad, disponibles también en el SINAIS(4). Para las estimaciones de MM en relación con el rezago y pobreza se utilizaron las bases de datos por municipio del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)(5) en las que se incluyen los indicadores de pobreza por municipios y por rezago social.

http://www.sinais.salud.gob.mx/basesdedatos/index.html#estatica (consultada el 4 de junio del 2009)

http://www.sinais.salud.gob.mx/descargas/xls/ (consultada el 12 de junio de 2009)

http://www.sinais.salud.gob.mx/serviciosotorgados/index.html (consultada el 17 de junio de 2009)

http://www.sinais.salud.gob.mx/descargas/xls/ (consultada el 12 de junio de 2009)

http://www.coneval.gob.mx/coneval2/htmls/medicion_pobreza/HomeMedicionPobreza.jsp? categorias=MED_POBREZA,MED_POBREZA-ind_rez_soc, (consultada el 1 de junio de 2009)
http://www.coneval.gob.mx/coneval2/htmls/medicion_pobreza/HomeMedicionPobreza.jsp?categorias=MED_POBREZA,MED_POBREZA-mapas_2005 (consultada el 12 de junio de 2009)

Bibliografía:

Cárdenas, R. (2009). Indicadores selectos para la evaluación de las condiciones de salud México: Comité Promotor por una Maternidad sin Riesgos en México.

Freyermuth Graciela, 2009. Mortalidad materna en México. Inequidad institucional y desigualdad entre mujeres. México, D.F., CNDH, CIESAS, CONEVAL.

Organización Panamericana de la Salud/OMS (1995). "Clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas relacionados con la salud". Washington, D. C: Edición 2003, 10ª revisión, pp. 139.

Pate, E., et al. (2001). "Health Equity and Maternal Mortality", Pan American Health Organization. Equity and Health: Views from the Pan American Sanitary Bureau. Washington, D.C: pp. 85-98.

Muertes evitables y en exceso

El estudio de las "muertes evitables" consiste en identificar aquellas defunciones que por la tecnología médica existente no debieron suceder o pudieron ser prevenidas. Bajo este criterio normativo, la selección de causas es relativamente sencilla, pues existen en la literatura internacional listas de causas evitables reconocidas y consensuadas.

Habría que añadir, que sólo se consideran evitables las defunciones que suceden antes de los 75 años o para algunas causas antes de los 50 años y se deben a las causas seleccionadas como se explicará con detalle en la sección de material y métodos.

Una muerte evitable en exceso es aquélla que es necesario evitar para eliminar las desigualdades en la mortalidad por una causa evitable, observadas entre las diferentes regiones de México.


Cuantificación de muertes evitables

Para estimar las muertes evitables que ocurren en cada región sanitaria, por entidad federativa y a nivel nacional, no se incluyen todas las defunciones que se relacionan con las causas que aparecen en la lista de muertes evitables seleccionadas, sino que sólo se consideraron aquéllas que ocurren en exceso en cada región sanitaria. El exceso se establece al comparar cada región sanitaria con la de menor tasa de mortalidad observada para cada causa.

Bibliografía: 
Franco-Marina, Francisco, Lozano, R., Villa, B., Soliz, P., 2006, La Mortalidad en México, 2000-2004 "Muertes evitables: magnitud, distribución y tendencias". México, D. F., Dirección General de Información en Salud, Secretaría de Salud.

 

A continuación se presentan algunas definiciones útiles para las discusiones sobre salud, salud materna e infantil  y derechos sexuales y reproductivos extraidas de la ICPD@15 International Conference on Population and Development.


Aborto no seguro – El procedimiento para terminar un embarazo no deseado, ya sea por personas que no cuentan con la capacidad necesaria o en un entorno que no cumple con los mínimos estándares médicos, o ambos.

Cuidados obstétricos de emergencia – Personal médico calificado que cuenta con las medicinas, suministros de sangre segura y otros equipos necesarios para atender complicaciones de embarazo y parto, incluyendo cirugía obstétrica y resucitación neonatal.

Derechos humanos – Los derechos inalienables, universales y eternos que las personas tienen simplemente por ser seres humanos. La ciudadanía, nacionalidad, raza, etnia, idioma, género, sexualidad y capacidades son irrelevantes.

Derechos sexuales y reproductivos – Los derechos de todas las personas, libres de coerción, discriminación y violencia, hasta el estándar de salud más alto alcanzable en relación con lo siguiente: sexualidad, incluyendo acceso a servicios de atención de salud sexual y reproductiva; información y educación sobre sexualidad; respeto a la integridad física; elección de compañero sexual; la decisión de ser sexualmente activo o no; relaciones sexuales consensuadas y matrimonio; la decisión de si tener hijos y cuándo; y la consecución de una vida sexual satisfactoria, segura y placentera. Estos derechos están reconocidos en leyes nacionales y documentos sobre derechos humanos y consensos internacionales.i

Iniciativa de maternidad segura – Campaña global lanzada en 1987 por la OMS, UNICEF, UNFPA, el Banco Mundial, Family Care International y otras organizaciones, para asegurar que todos los embarazos sean deseados, que todas las mujeres puedan llegar de forma segura al final del embarazo y parto, y que los niños nazcan vivos y saludables.

Maternidad segura – Entorno familiar, comunitario y social que permite a las mujeres llegar al final del embarazo sin intervenciones innecesarias, y el nacimiento de un niño con un periodo post-parto con respaldo médico y social para todas las necesidades de la mujer, el niño y la familia en su totalidad.

Morbilidad materna – Lesión o incapacidad que ocurre durante el embarazo, parto o dentro de los 42 días posteriores al parto, ya sea aguda (como eclampsia o hemorragia) o crónica (como infertilidad), o ambas (fístula).

Muerte materna – La muerte de una mujer debido a complicaciones del embarazo o parto, durante el embarazo o dentro de los 42 días posteriores al término de éste. Algunas definiciones especifican que la mujer debe haber estado embarazada dentro de las 3 a 12 semanas anteriores a la muerte. iv

Mujeres en edad reproductiva (o fértil) – Mujeres de entre 15 y 49 años de edad, según la OMS.

Neonatal – Se refiere a las cuatro primeras semanas de vida de un niño.

Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) – Agenda compuesta de ocho puntos para reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida en todo el mundo, acordada por los líderes mundiales en la Cumbre del Milenio del año 2000. Por cada objetivo se han establecido una o más metas, en su mayoría para el 2015, utilizando el año 1990 como referencia de base. (Ver el documento: El ABC de los ODM)

Planificación familiar – El esfuerzo consciente de parejas o individuos de planificar el número de hijos y regular los intervalos y momento de los nacimientos, mediante métodos anticonceptivos y tratamiento de infertilidad.

Preferencia por hijos (o preferencia por niños) – El deseo de tener hijos varones más que mujeres. Esto usualmente se debe a la percepción de que los hijos varones contribuyen más a sus familias y/o le cuestan a las familias menos que las niñas, porque aportan dinero, continúan la línea familiar, transmiten ritos y rituales y asumen el cuidado de los padres a medida que éstos envejecen.

Proporción de mortalidad materna – Número de muertes maternas por cada 100.000 nacimientos vivos durante el mismo periodo de tiempo.

Salud de la madre y el recién nacido – La salud de los bebés recién nacidos está tan íntimamente ligada a la salud y supervivencia de la madre que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ahora se refiere a la salud de los recién nacidos sólo de esta manera.

Salud reproductiva – ver salud sexual y reproductiva, a continuación.

Salud sexual y reproductiva – Toda la gama de suministros y servicios de educación e información, asequibles y eficaces, necesarios para permitir que todas las personas decidan responsablemente (libres de coerción, discriminación y violencia) el número de hijos, y el intervalo y momento para tenerlos. No consiste solamente en la ausencia de dolencias, sino un estado completo de bienestar físico, mental y social en todas las materias relacionadas con el sistema reproductor y sus funciones y procesos.vi

Tasa de morbilidad – Número de individuos que sufren una enfermedad particular dentro de una población susceptible durante un periodo específico de tiempo.

Agosto de 2009 | Las opiniones expresadas en esta hoja informativa no representan necesariamente el punto de vista de una organización determinada.

Tasa de mortalidad – Proporción del número de muertes causadas por una enfermedad con referencia al total de casos de dicha enfermedad.

Tasa de mortalidad materna – Número de muertes maternas por cada 100.000 mujeres en edad reproductiva (15 a 49).

Violencia basada en el género – Violencia que se enfoca en cualquier persona en base a su género u orientación sexual. Incluye, de manera enunciativa pero no limitativa, los ataques sexuales y la violencia intrafamiliar, y a menudo es empleada como arma en una guerra.

FUENTE: NGO FORUM ON SEXUAL AND REPRODUCTIVE HEALTH AND DEVELOPMENT, ICPD@15 International Conference on Population and Development. 

Organización Mundial de la Salud, Derechos de Género y Derechos Reproductivos, Glosario, Ginebra, https://apps.who.int/reproductive-

health/gender/glossary.html (acceso el 10 de agosto, 2009)

ii UNAIDS, "Huérfanos" Uniendo al mundo contra el SIDA, www.unaids.org/en/PolicyAndPractice/KeyPopulations/ChildAndOrphans/ (acceso el 8 de agosto, 2009).

iv International Planned Parenthood Federation, Glosario, IPPF, Londres, 2006.

v UNICEF, "Prevención de Transmisión de VIH de Madre a Hijo (PMTCT)", www.unicef.org/aids/index_preventionyoung.html (acceso el 10 de agosto, 2009).

vi Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo. Ginebra: Naciones Unidas, 1994, párrafo 7.3,

http://www.unfpa.org/icpd/icpd-programme.cfm#ch7 (acceso el 10 de agosto, 2009)

 

 

 

 

 

Definciones elementos esenciales derecho salud

El derecho a la salud en todas sus formas y a todos los niveles abarca los siguientes elementos esenciales e interrelacionados, cuya aplicación dependerá de las condiciones prevalecientes en un determinado Estado Parte: a) Disponibilidad. Cada Estado Parte deberá contar con un número suficiente de establecimientos, bienes y servicios públicos de salud y centros de atención de la salud, así como de programas. La 4 naturaleza precisa de los establecimientos, bienes y servicios dependerá de diversos factores, en particular el nivel de desarrollo del Estado Parte. Con todo, esos servicios incluirán los factores determinantes básicos de la salud, como agua limpia potable y condiciones sanitarias adecuadas, hospitales, clínicas y demás establecimientos relacionados con la salud, personal médico y profesional capacitado y bien remunerado habida cuenta de las condiciones que existen en el país, así como los medicamentos esenciales definidos en el Programa de Acción sobre medicamentos esenciales de la OMS (5). b) Accesibilidad. Los establecimientos, bienes y servicios de salud (6) deben ser accesibles a todos, sin discriminación alguna, dentro de la jurisdicción del Estado Parte. La accesibilidad presenta cuatro dimensiones superpuestas: i) No discriminación: los establecimientos, bienes y servicios de salud deben ser accesibles, de hecho y de derecho, a los sectores más vulnerables y marginados de la población, sin discriminación alguna por cualquiera de los motivos prohibidos (7). ii) Accesibilidad física: los establecimientos, bienes y servicios de salud deberán estar al alcance geográfico de todos los sectores de la población, en especial los grupos vulnerables o marginados, como las minorías étnicas y poblaciones indígenas, las mujeres, los niños, los adolescentes, las personas mayores, las personas con discapacidades y las personas con VIH/SIDA. La accesibilidad también implica que los servicios médicos y los factores determinantes básicos de la salud, como el agua limpia potable y los servicios sanitarios adecuados, se encuentran a una distancia geográfica razonable, incluso en lo que se refiere a las zonas rurales. Además, la accesibilidad comprende el acceso adecuado a los edificios para las personas con discapacidades. iii) Accesibilidad económica (asequibilidad): los establecimientos, bienes y servicios de salud deberán estar al alcance de todos. Los pagos por servicios de atención de la salud y servicios relacionados con los factores determinantes básicos de la salud deberán basarse en el principio de la equidad, a fin de asegurar que esos servicios, sean públicos o privados, estén al alcance de todos, incluidos los grupos socialmente desfavorecidos. La equidad exige que sobre los hogares más pobres no recaiga una carga desproporcionada, en lo que se refiere a los gastos de salud, en comparación con los hogares más ricos. iv) Acceso a la información: ese acceso comprende el derecho de solicitar, recibir y difundir información e ideas (8) acerca de las cuestiones relacionadas con la salud. Con todo, el acceso a la información no debe menoscabar el derecho de que los datos personales relativos a la salud sean tratados con confidencialidad. c) Aceptabilidad. Todos los establecimientos, bienes y servicios de salud deberán ser respetuosos de la ética médica y culturalmente apropiados, es decir respetuosos de la cultura de las personas, las minorías, los pueblos y las comunidades, a la par que sensibles a los requisitos del género y el ciclo de vida, y deberán estar concebidos para respetar la confidencialidad y mejorar el estado de salud de las personas de que se trate. d) Calidad. Además de aceptables desde el punto de vista cultural, los establecimientos, bienes y servicios de salud deberán ser también apropiados desde el punto de vista científico y médico y ser de buena calidad. Ello requiere, entre otras cosas, personal médico capacitado, medicamentos y equipo hospitalario científicamente aprobados y en buen estado, agua limpia potable y condiciones sanitarias adecuadas.

 Bibliografía:

El derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud : . 11/08/2000. E/C.12/2000/4, CESCR OBSERVACION GENERAL 14. (General Comments

Edit Page

ENLACES DE INTERÉS

REDES SOCIALES

¡Agréganos!

Facebook

¡Síguenos!

Twitter

  • escort - escort