BLOG

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por: Girls Not Brides

En todo el mundo el matrimonio y las uniones infantiles, tempranas y forzadas afectan de forma desproporcionada a las niñas y adolescentes y les niega sus derechos fundamentales a la salud, la seguridad y la educación. Las niñas unidas antes de los 18 años tienen más probabilidades de sufrir violencia de pareja, incluida la violencia sexual, física, psicológica y emocional.

Para garantizar el derecho de niñas y adolescentes a vivir libres de violencia sexual, física y emocional que pueden sufrir en uniones tempranas, Girls Not Brides: La Alianza Global para Terminar con el Matrimonio Infantil hace un llamado a los gobiernos para: integrar las intervenciones para abordar el matrimonio y las uniones infantiles, tempranas y forzadas en las estrategias para evitar la violencia contra la niñez y la violencia sexual infantil, promover el empoderamiento y apoyar a las familias y las comunidades para que se pronuncien en contra de las normas sociales nocivas que conducen a la desigualdad de género, la violencia contra la infancia y el matrimonio y las uniones infantiles, tempranas y forzadas…

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por: OMS 

Muchas mujeres en todo el mundo sufren un trato irrespetuoso, ofensivo o negligente durante el parto en centros de salud. Esta es una violación de la confianza entre las mujeres y los profesionales de la salud que las atienden, y también puede ser un importante factor de desmotivación para las mujeres que buscan asistencia materna y utilizan estos servicios. Si bien es posible que, durante el embarazo, el parto y el puerperio, se trate a las mujeres de manera irrespetuosa y ofensiva, hay que tener presente que ellas son especialmente vulnerables durante el parto. Estas prácticas podrían tener consecuencias adversas directas tanto en la madre como en el bebé.

Todas las mujeres tienen derecho a recibir el más alto nivel de cuidados en salud, que incluye el derecho a una atención digna y respetuosa en el embarazo y en el parto, y el derecho a no sufrir violencia ni discriminación. El maltrato, la negligencia o la falta de respeto en el parto pueden constituirse en una violación de los derechos humanos fundamentales de las mujeres, descritos en las normas y los principios internacionales de derechos humanos.

Esta declaración reclama un accionar más enérgico, diálogo, investigación y apoyo en relación con este importante problema de salud pública y de derechos humanos.

DESCARGAR INFORME 

ENLACES DE INTERÉS

REDES SOCIALES

¡Agréganos!

Facebook

¡Síguenos!

Twitter

  • escort - escort